Etiquetas:

El paisaje de las ciudades cambia. Las librerías

Comentario

Rutas literarias

Las librerías forman parte del paisaje de las ciudades, de su seña de identidad. Paseamos por dos de ellas: la Librería Núñez en Zamora y La Gavia en Toledo. 

Hay recorridos que vuelven una y otra vez de modo que son obsesiones particulares. Esa insistencia las convierte en características de la personalidad. Al igual que regreso testarudamente a la escritura, tengo por costumbre realizar el mismo recorrido por las ciudades, marcado por la presencia de librerías con las que mantengo un idilio morboso.

Hace pocos días estuve en Zamora y me asaltó un recuerdo. Cuando era adolescente solía caminar, desde la calle Amargura, donde se encuentra la Librería Núñez, hasta el Castillo, mirando escaparates de librerías. No sé si es por cuestión de melancolía o de realidad, pero existen menos librerías que antes.

Los efectos de la crisis o de la compra online pueden ser los responsables, pero tal vez existan otras causas menos explícitas: la indiferencia del ciudadano por leer, la falta de tiempo, la presencia de excesivos reclamos vertiginosos… Sea por un motivo u otro, el paisaje de las ciudades continúa cambiando. Han desaparecido la mayoría de los comercios familiares, que son progresivamente sustituidos por franquicias, grandes almacenes, locales sin personalidad.

Las cariátides en la Plaza Sagasta

Las cariátides adornan un edificio emblemático de la Plaza Sagasta (Zamora).

Un ejemplo de esto lo tenemos en la Plaza Sagasta, en la cual una conocida marca de ropa se ha hecho con el hermoso edificio modernista de las cariátides. Ahora se me antoja desconocido.

Aquí, en Toledo, también me dejo guiar por mi subconsciente. Concretamente, cuando paseo por el barrio, me detengo en el escaparate de La Gavia y miro con timidez el interior. Lo observo así porque, en muchas ocasiones, al pasar por una librería, imagino que soy yo la que espero a un lector, frente al ordenador, buscando en algún catálogo o rodeada por las palabras de alguna obra que está en mis manos.

Es entonces cuando siento la misma incertidumbre que deben de percibir aquellos libreros y libreras que visitan a un oráculo para que les vaticine si Amazon, el libro electrónico, la crisis o la desidia terminarán con sus estanterías.


NOTAS DE LA AUTORA:

—Fotografías:

El detalle del edificio de las cariátides fue capturado el 27 de diciembre de 2009 con un teléfono móvil.

La imagen del Puente de Piedra se obtuvo mediante una Canon EOS 1100D el 3 de diciembre de 2011.

Ambas fotografías son localizaciones de la ciudad de Zamora. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operación anti-spam (CAPTCHA) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.