Etiquetas:

Samurai Champloo: la búsqueda del destino

Comentario

Entre libros Recomendaciones
Samurai Champloo

Shin’ichirō Watanabe consiguió con Samurai Champloo otro éxito. Conjugó humor, acción, aventuras y hip-hop en la búsqueda del samurái que huele a girasoles.

Samurai Champloo (2004) es una serie de animación japonesa dirigida por Shin’ichirō Watanabe. Ambientada en el período Edo, cuenta el viaje que emprenden tres personajes en busca del samurái que huele a girasoles.

Combina acción, aventuras, humor y hip-hop. Esta mezcla de ingredientes (champloo significa ‘mezclar’) asegura el entretenimiento, que no está exento de ser analizado bajo interpretaciones más profundas por quienes anhelen en una buena historia el componente reflexivo, e incluso melancólico.

Shin'ichirō Watanabe

Shin’ichirō Watanabe dirigió Samurai Champloo (Fuente: Wikipedia).

Fuu, una chica de quince años, conoce a Mugen y a Jin después de que estos iniciaran una pelea que destruyera la casa de té en la que ella trabajaba. Los dos son arrestados por enfrentarse a los guardaespaldas del hijo del Daikan de ese pueblo y esperan su condena a muerte. Sin embargo, Fuu les ayuda a huir con la condición de que los dos, el vagabundo Mugen y el samurái errante Jin, la ayuden a encontrar a un samurái que huele a girasoles.

El viaje hila cada una de las situaciones de los personajes. En cierta manera, existen similitudes con el cine del oeste: los protagonistas van en busca de su lugar en el mundo mientras, por el camino, ayudan a otras personas que lo necesitan. Simultáneamente, se va dando a conocer su pasado y los tres aventureros pasan de ser compañeros a amigos, aunque Jin y Mugen no cejen en su idea de poder enfrentarse algún día el uno al otro para comprobar quién es el mejor con la espada.

En la historia, como he mencionado antes, se mezclan dosis altas de acción, aventura, comedia y música con las que se juega, ya que los abundantes anacronismos permiten reflejar una sociedad rural y urbana con la que el espectador se vincula fácilmente. Por ejemplo, se incorporan elementos relacionados con el béisbol, el rap, el break dance, el grafiti, símbolos vinculados a Adidas o Converse, referencias a los bombardeos sobre Hiroshima y Nagasaki, etc. Por tanto, se trata de la vida en el período Edo pero actualizada al siglo XXI.

Son abundantes los guiños a la época actual como las alusiones a la historia de Japón. En este sentido, aparte de las escenas de lucha, la serie emplea la ambientación histórica para hablar de cuestiones existenciales y valores morales como son la búsqueda del destino, la superación de los traumas personales, la espiritualidad, la lealtad a los demás y a uno mismo… La comicidad sirve de contraste a las situaciones climáticas, tal y como expresara Lope de Vega en una de las máximas del Arte nuevo de hacer comedias, según la cual la vida, al igual que el teatro, es tragicómica.

Samurai Champloo

Samurai Champloo es un anime para adultos (Fuente: Los 40).

Samurai Champloo deja un sabor agridulce en cada capítulo. Fu, Mugen y Jin se enfrentan a problemas que los retan como personas y nos recuerdan que no todas las series de animación son para niños. Su director, especialista en la narración cinematográfica como ya demostró con Cowboy Bebop (1998), lanza varias preguntas al espectador, entre ellas me decanto por la más importante: ¿hasta dónde serías capaz de llegar para encontrar al samurái que huele a girasoles?


NOTAS DE LA AUTORA:

—Fuente de las imágenes: Shin’ichirō Watanabe (Wikipedia) y anime (Vix).

—La serie Samurai Champloo puede verse en Netflix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operación anti-spam (CAPTCHA) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.